Análisis Existencial y Logoterapia 

 

¿Qué es Análisis Existencial?

Fue establecido por el psiquiatra y neurólogo vienés V.E. Frankl en la década de los 30. La meta de la psicoterapia analítico-existencial es poder llegar a vivir con autoaprobación (autenticidad).

En la vivencia afirmativa de respectivos compromisos con valores, el ser humano alcanza la realización de su existencia (sentido), según la antropología analítico-existencial.

Como psicoterapia fenomenológica personal, el trabajo está dirigido hacia una vivencia libre (espiritual y emocional), hacia tomas de posición auténticas y hacia una relación autorresponsable con la vida (propia) y el mundo.

 

¿Qué quiere decir “existencia”?

En el centro del análisis existencial está el concepto de “existencia”, que quiere decir, una vida construida con pleno sentido, en libertad, fidelidad a sí mismo (autenticidad) y responsabilidad. “Existencia” significa por lo tanto más que desarrollos e intercambios automatizados. Existir significa confrontación e intercambio dialógico (encuentro) entre la persona y su mundo.

Si este proceso profundamente humano es obstruido o impedido, la persona no podrá actuar justa y consecuentemente consigo mismo ni con su entorno. Comenzará a sufrir - y a veces también los otros - la enajenación.

 

Visión del ser humano

El ser persona humana se entiende aquí como un permanente “estar-en-pregunta”, es decir, preguntarse por valores vivenciados o anhelados (relaciones, tareas, etc.), que a uno por eso no les son indiferentes ya que con ellos “algo pasa”:  en relación con el valor de la propia vida y con relación al valor de la situación vivida. El ser humano no sólo es un interrogador y un desafiante; en la comprensión existencial el ser humano está verdaderamente ahí para, antes sus preguntas vitales, encontrar sus respuestas, responder a su vida en libertad.

 

Modalidad del proceso

Las sesiones de terapia se efectúan normalmente una a dos veces por semana. La duración de la terapia es variable, sin embargo, muchos tratamientos se completan en 20-30 horas. Las conversaciones se orientan inicialmente al despliegue de la situación actual. En caso de necesidad se profundiza en ella sobre su contexto biográfico con el objetivo de dejar a la persona abierta a su futuro.

 

Desarrollo del Análisis Existencial

El análisis existencial se funda sobre la antropología de M. Scheler y V. Frankl. Como método psicoterapéutico el análisis existencial fue desarrollado en los años 80 y 90 en el marco de la Sociedad de Logoterapia y Análisis Existencial (Viena), particularmente por A. Längle. Como tal el análisis existencial ha sido reconocido como método psicoterapéutico autónomo por el Ministerio de Salud de Austria, al igual que en Suiza, el país Checo y Rumania.

 

¿Qué es Logoterapia?

 

¿Por qué Logoterapia?

La búsqueda de la persona por el sentido de su vida es una profundi­zación existencial. La frustración de esta demanda, comprender la vida en un contexto más amplio, se ha convertido un síntoma de nuestros tiempos (“vacío existencial” según Frankl).

 

Asesoría y acompañamiento logoterapéutico

“¿Para qué vivo en verdad?” “¿A qué he venido realmente al mundo?” “¿Por qué debo soportar aún esta pena?”

Más o menos así suenan las preguntas que se desarrollan en las con­versaciones logoterapéuticas. Bajo “sentido”, la logoterapia entiende la posibilidad más valiosa que se presenta en cada situación. La en­vergadura de su puesta escena viene desde el alcance de situaciones únicas de crisis, tales como desilusiones, pérdidas, abandonos, enfermedades mayores, de­cisiones equivocadas, experiencias de muerte y duelo hasta acompañamientos de más largo plazo a psicosis e impe­dimentos corporales (rehabilitación y terapias prolongadas).

 

Base de la logoterapia

La logoterapia se basa en la comprobación que la vida humana, aún bajo condiciones difíciles y extremas, lleva en sí la posibilidad de una construcción plena de sentido, por la realización de

valores vivenciales (naturaleza, arte, encuentro)

valores creadores (creatividad, acciones)

valores de actitud (relacionar una actitud a un dolor inevitable)